91 542 35 79

SOLICITAR CITA

LLAMARME

Terminología de los seguros dentales

revision clinica dental

Terminología de los seguros dentales

Como te hemos comentado en otras ocasiones, los seguros dentales son una buena opción para cuidar tu salud dental. Te ofrecen distintas coberturas y permiten que cuentes con la tranquilidad de que tendrás a tu disposición los tratamientos y servicios que necesites.

Cada vez más personas apuestan por esta opción como una forma de prevenir y controlar sus problemas dentales. En nuestra clínica dental nos gusta ser claros contigo y ofrecerte siempre toda la información que necesitas para elegir la mejor opción. Por eso hemos elaborado para ti esta guía que te ayudará a entender esos conceptos sobre seguros y los términos odontológicos más usados, que no tienes demasiado claros.  

¿Para qué sirve un seguro dental? 

La odontología preventiva busca preservar tus dientes y cuidar la salud de tu boca para evitarte problemas que puedan derivar en la pérdida de piezas dentales. Una buena prevención es clave para asegurarnos que no existe ningún tipo de patología que esté afectando nuestra salud bucodental. Una de las ventajas de los seguros dentales es que nos permiten adelantarnos a cualquier complicación que pueda aparecer. A través de citas en la clínica y revisiones dentales, el odontólogo puede llevar un control del estado del paciente y darle las pautas necesarias para mantener una sonrisa sana y brillante.  

Además de cuidar nuestra higiene dental es preciso comprobar el estado en el que se encuentran los dientes y encías. Si normalmente aparece un sangrado tras lavarte los dientes o sientes molestias y dolores dentales, es un claro síntoma de que algo no anda bien. La odontología se basa principalmente en tratar de conservar tus dientes naturales, pero, si existe algún problema grave que no se trata a tiempo, puede llegar a ser necesario extraer la pieza y sustituirla por un implante u otro procedimiento adecuado en cada caso.  

También pueden aparecer otros muchos problemas dentales que impliquen un tratamiento por parte de tu dentista. Uno de los comunes es la frenectomía. Dentro de la boca existen dos frenillos, el lingual que conecta la lengua con la parte inferior de la boca y el labial, que conecta el interior del labio superior con las encías. Ambos frenillos deben estar separados. Cuando existe una unión entre ambos, es necesario llevar a cabo este procedimiento mediante el cual se realiza un corte y se recuperan las funciones normales de la boca.  

En ocasiones el problema aparece en los dientes y es necesario llevar a cabo una acción concreta para solucionarlo. Las infecciones dentales pueden complicarse si no se tratan a tiempo llegando a afectar los tejidos que rodean las raíces dentales. Para evitar que el problema se agrave, existe un procedimiento de cirugía menor denominado apicectomía. A través de una pequeña incisión, se puede extirpar una punta de la raíz del diente y parte del tejido afectado. Gracias a esta intervención se pueden tratar infecciones comunes y recurrentes y evitar que se repitan.  

Cuando contratas un seguro dental puedes elegir las coberturas que más te interesan o aquellas que sabes que necesitarás. Cada seguro es diferente y es importante que tengas claro en qué consiste y qué incluye cada opción.  Además de evitar que tengas que realizar grandes desembolsos de una vez, en el caso de que tengas una urgencia o problema dental, te ayuda a mantener esa conciencia de la necesidad de cuidar tus dientes y encías.  

Términos más comunes en los seguros dentales 

A veces no nos decidimos a contratar un determinado producto o servicio porque no entendemos bien lo que significa. El miedo a equivocarnos o no recibir lo que esperábamos es lógico, pero, si te informas bien antes de decidir, verás cómo los seguros dentales pueden ser una alternativa muy práctica. La clave está en encontrar una póliza que se adapte a las coberturas que realmente necesitas y te permita contar con la seguridad de que sabes lo que has contratado.  

Antes de comenzar a explicarte esta terminología, no olvides que es importante que preguntes antes de contratar este tipo de seguros. Expón tus dudas y todo aquello que no entiendas. Los profesionales de este sector están capacitados para ofrecerte toda la información de manera clara y sencilla. Además, de esta forma podrás comprobar cómo trabajan y si te inspiran o no la confianza que necesitas.  

Póliza es un documento en el que se detallan los puntos clave, así como las condiciones del contrato que ha firmado una persona. No debes confundirlo con el seguro dental. Para que te quede un poco más claro, el seguro hace referencia al contrato y, dentro del mismo, encontraríamos la póliza con una exposición detallada de los derechos y obligaciones que tienen cada una de las partes.  

Asegurado: es la persona que contrata y firma un seguro dental. Por tanto, será el beneficiario de las coberturas del mismo y también tendrá la obligación de hacer frente al pago de las cuotas que se hayan establecido.  

Beneficiarios: personas que, sin haber firmado el contrato ni haber contraído ningún tipo de compromiso con la entidad aseguradora, pueden disfrutar de los mismos derechos que el asegurado. En este caso, el contrato detallará los nombres de estas personas y especificará de manera concreta lo que se incluye en cada caso.  

Prima: es el precio que tiene contratar el seguro. Es un importe que debe detallar la empresa aseguradora y en el que se detallará la forma de pago y el periodo de tiempo durante el cual se realizarán dichos pagos.  

Periodo de carencia: es el tiempo que puede pasar hasta que la compañía haga efectiva la póliza. Hasta ese momento no podrás empezar a disfrutar de las coberturas contratadas. Es un punto que depende de la empresa de seguros y que te explicarán detalladamente para que sepas a partir de qué momento puedes comenzar a disfrutar de los servicios de tu seguro dental.  

Puntos clave a la hora de elegir el mejor seguro dental  

Una vez que tengas claros estos términos y las diferencias que existen entre ellos, toca elegir el seguro que mejor se adapta a tus necesidades. Puedes consultar en tu clínica dental de confianza para que te asesoren sobre las coberturas que te resultarían más interesantes en tu caso. Allí conocen tu historial clínico y podrán ayudarte a establecer tus necesidades para mantener tu boca sana. Para decidir lo más importante ten en cuenta: 

  • Si tienes problemas dentales que impliquen un tratamiento continuo. 
  • La necesidad de contar con revisiones periódicas para comprobar el estado de tus dientes y encías. 
  • El estado de tus dientes. Si vas a necesitar extracciones o la colocación de implantes en un futuro cercano. 

Así podrás definir el estado actual de tu salud dental para saber qué necesitas y conocer las preguntas correctas que debes hacerle a la compañía aseguradora. Si no tienes muy claro cómo elegir tu seguro dental, no te preocupes. Ven a vernos y déjanos asesorarte y acompañarte en este camino para que puedas cuidar tu salud con todas las garantías.  

Leave a Comment