91 542 35 79

SOLICITAR CITA

LLAMARME

Todo lo que debes saber sobre la ortodoncia

Todo lo que debes saber sobre la ortodoncia

La ortodoncia es un tratamiento dental encaminado a conseguir alinear los dientes y mejorar tanto la estética como la salud de tu boca. Mantener tus dientes y encías sanos es fundamental para evitar que aparezcan problemas que puedan afectarte. En ocasiones, la disposición de los dientes no es la correcta debido a la existencia de malas alineaciones, esto puede provocar molestias en el paciente e influir en su rutina diaria.

Una mala disposición de la dentadura puede hacer que sientas dolores musculares o de cabeza. Si lo tratamos a tiempo podremos evitar que empeore un problema de desplazamiento o apiñamiento dental.  

¿Para qué sirve una ortodoncia? 

La posición en la que están colocados tus dientes debe ser la correcta para garantizar que puedes realizar actividades normales y rutinarias, como masticar, sin que te suponga ningún problema. A veces, no se trata de un problema que implique dolor o molestias, pero si puede afectar a la estética de tu boca. Tener una sonrisa bonita nos ayuda a sentirnos mejor, nos anima a sonreír más e influye incluso en el estado de ánimo. Si crees que necesitarías una ortodoncia, pero no sabes los beneficios de llevar a cabo este tratamiento, no te preocupes. Vamos a explicarte todo para que no te quede ninguna duda y tengas claro en qué consiste. 

  • Evita la pérdida de piezas dentales. Mantener tus dientes sanos es fundamental para que no se caigan. Con una ortodoncia podemos colocarlos en su posición correcta y evitar que esas malformaciones afecten a tu mandíbula.  
  • Mejora la masticación. Si sufres desplazamientos dentales, es probable que sientas molestias al masticar que impidan que realices una buena digestión e incluso te provoquen dolores de estómago. Gracias a la ortodoncia recuperamos la colocación natural de los dientes y puedes comer sin que aparezcan este tipo de problemas.  
  • Ayuda a que desaparezcan los dolores musculares y de cabeza. La tensión que provocan los problemas de desplazamiento dental se pueden tratar utilizando ortodoncia. Te sentirás mejor y desaparecerán esos dolores.  
  • Mejora la higiene. Al existir una correcta separación entre los dientes, te será más sencillo llevar a cabo una correcta limpieza. Así evitarás que queden restos de comida que puedan provocar infecciones, caries, etc.  

La prevención es clave para cuidar tu salud dental  

Cuidar tu salud dental debe ser una tarea que lleves a cabo de manera diaria cepillando tus dientes de manera adecuada. También es muy importante que acudas a revisiones periódicas con tu dentista de confianza. De esta forma, podrá comprobar en qué estado se encuentran tus dientes y encías y te asesorará sobre lo que tienes que hacer para evitar que aparezcan problemas o solucionar los que ya existan. Si buscas una clínica dental para ponerte una ortodoncia en Madrid, no olvides elegir una que te transmita confianza, cercanía y un trato personalizado. 

En nuestras clínicas sabemos lo importante que es para ti la tranquilidad y saber en cada momento qué pasos son necesarios para que recuperes tu salud dental. Por eso en todo momento te acompañamos, asesoramos y te ofrecemos la información que necesitas en cada caso. La prevención nos ayudará a evitar que un determinado problema dental se complique.

Y en el caso de la ortodoncia, nos sirve para conseguir cuanto antes que tus dientes estén correctamente alineados. Gracias a los avances tecnológicos, ya no es imprescindible que este tratamiento se lleve a cabo a una edad temprana. El desarrollo en el campo de la odontología, permite que existan distintos tipos de ortodoncia: brackets fijos o movibles, Invisalign® o Incognito™. Distintas opciones que se pueden adaptar a cualquier situación y a las necesidades del paciente, mejorando su bienestar de forma que ni siquiera se note que los llevan puestos.  

Pasos necesarios para llevar a cabo una ortodoncia 

  1. Estudio previo. Antes de llevar a cabo cualquier tratamiento dental, es necesario realizar una revisión y análisis de la situación. Es una manera de comprobar los problemas que existen y elegir el proceso más adecuado. Este estudio personalizado consiste en la realización de pruebas sobre el estado oral y la distribución dental. Con toda esta información, el ortodoncista establece un correcto diagnóstico adaptado y con un plan de tratamiento concreto. 
  2. Realización de pruebas. Existen una serie de pruebas que permiten comprobar la posición de los dientes y si existe apiñamiento o algún tipo de malformación en la mandíbula. Antes de comenzar el tratamiento, se realizan radiografías para ver todas las piezas dentales y tener toda la información necesaria para comenzar. También se realizan fotografías de la boca en distintas posiciones tanto para comprobar la situación actual como para tenerlas como referencia una vez que se lleve a cabo el tratamiento. 
  3. Toma de modelos. Cuando acudas a la consulta, te tomarán medidas de tu boca a través de una técnica que permite obtener una huella de tus dientes. Esta réplica dental, permite que los especialistas puedan estudiar tu boca en profundidad y medir de forma correcta para que todo encaje.  
  4. Elección del tratamiento adecuado. con toda esa información, el profesional le recomienda al paciente cuál es el procedimiento de ortodoncia que mejor se adapta a sus necesidades. También le explica los pasos que se seguirán y el tiempo aproximado que tendrá que llevar ortodoncia.  
  5. Visitas de seguimiento y control. Para que el tratamiento funcione es necesario que se realicen chequeos durante toda su duración. Por eso se establecen citas periódicas a las que el paciente debe acudir para comprobar que todo está funcionando y va según el plan establecido.  

Tipos de ortodoncia 

  • Brackets. Pueden ser fijos o movibles. Los primeros deben ser colocados por un especialista y no se pueden retirar. Están diseñados para ofrecer una alta capacidad correctora y mejorar problemas graves. De esta forma se consigue que el paciente lleve la ortodoncia todo el tiempo que sea necesario. También pueden ser movibles, que permiten que el paciente pueda retirarlos de la boca para comer o cepillar sus dientes.  
  • Invisalign®. Un tratamiento de Ortodoncia Invisible que permite corregir la posición dental con elementos transparentes que resultan prácticamente invisibles. Ofrecen facilidad para la extracción, limpieza y cuidado y se adaptan perfectamente a cada paciente.  
  • Brackets Incognito™: Una alternativa moderna y funcional a los brackets tradicionales. Este tratamiento de ortodoncia está diseñado para ser totalmente personalizado y adaptarse a la boca del paciente para corregir los problemas que existan. Son muy cómodos, ya que se adhieren a la parte posterior de los dientes mejorando el alineamiento y pasando prácticamente inadvertidos.  

En todos los casos, debe ser el profesional que se encargará de llevar a cabo la ortodoncia, quien deba orientarte sobre el mejor tratamiento en tu caso. No olvides la importancia de acudir de manera periódica a consultas de revisión para que puedan comprobar que tus dientes y encías están sanos.

Y si estás pensando en ponerte en ortodoncia, pero aún te quedan dudas, ponte en contacto con nosotros. Nuestro equipo de profesionales revisará el estado de tu salud dental y te ofrecerá toda la información y asesoramiento para que encuentres la solución perfecta 100% adaptada a tus necesidades.  

Leave a Comment