91 542 35 79

SOLICITAR CITA

LLAMARME

Implante dental unitario, ¿qué es y para qué sirve?

Implante dental unitario, ¿qué es y para qué sirve?

La implantología se ha vuelto algo tan cotidiano como para asociar el término con la colocación de cuatro u ocho implantes dentales de manera simultánea, con el fin de colocar una dentadura postiza completa en un maxilar o en ambos, respectivamente.

Sin embargo, el implante dental unitario sigue siendo un servicio muy solicitado, que permite sustituir una o más piezas aisladas que se van perdiendo a consecuencia de un traumatismo o cuando las endodoncias, que no son vitalicias, comienzan a dar problemas y es necesario extraer una pieza.

Vamos a ver cuáles son los plazos de tiempo que se suelen manejar y la manera de proceder en estos casos en los que se sustituye una pieza perdida por el motivo que sea.

¿Cuándo hay que poner un implante dental?

Cuando se pierden una o más piezas permanentes y no nos gusta el resultado estético, cuando se rompe el punto de anclaje de un puente o si se desea tener una dentadura postiza fija, no de quita y pon.

Lo ideal es comenzar con el procedimiento del implante unitario el mismo día de la extracción o de la pérdida de la pieza o al poco tiempo, para reducir el riesgo de pérdida ósea, pero se puede colocar un implante incluso transcurridos años desde la pérdida del incisivo, canino, premolar o molar, casi siempre.

¿Cuánto tiempo tarda en sanar un implante dental?

Depende. Lo más habitual es que pasen entre cuatro y seis meses desde el momento de inicio hasta que finaliza la colocación de un implante dental más corona. En ocasiones, si el resultado estético no fuera satisfactorio debido a que el paciente sufría con anterioridad de una retracción de encías, bien por enfermedad periodontal, bien consecuencia de haber realizado la extracción de la pieza años antes, puede recurrirse a posteriori a un injerto de encía, con lo que el proceso completo se dilata en el tiempo.

Las etapas en las que se realiza la colocación de un implante unitario con corona suelen ser las siguientes:

  • Extracción de la pieza si procede. Una vez realizada, el odontólogo evalúa si es posible comenzar con la colocación del implante de titanio, lo más habitual, o si es preferible esperar unos días a que el tratamiento antibiótico haga mejor efecto. Se procede de esta manera para minimizar el riesgo de rechazo del implante.
  • Perforación del hueso para colocar la base del implante de titanio. Como dijimos, lo más frecuente es realizar este paso el mismo día de la extracción. En este momento, si fuera necesario porque parte del hueso de la encía se hubiera destruido a causa de una infección bacteriana, se procede a realizar un injerto óseo, procedimiento que requiere de unos pocos minutos. En cualquier caso, esta etapa termina con la sutura de la encía para tapar por completo o no el implante propiamente dicho. Y ahora toca esperar a que el hueso vaya creciendo y depositándose sobre el implante, para ofrecer un anclaje adecuado.
  • Revisiones periódicas. Una revisión al cabo de una semana o diez días, para asegurarse de que los tejidos blandos han cicatrizado de manera correcta y de que no hay infección, y una o más revisiones con radiografía incluida a partir de los cuatro meses para evaluar cómo va creciendo el hueso sobre el implante. En general, a los cuatro meses ya se puede pasar al siguiente punto.
  • Colocación de un pilar de cicatrización. Se trata de una pieza cilíndrica, también de titanio, que comunica el implante con la superficie de la encía y va provista de una rosca en la que encajará la corona aunque, por el momento, el pilar evita que esa rosca se obture al cicatrizar la encía.
  • Preparación de la corona. A los pocos días de haber colocado el pilar de cicatrización ya se puede comenzar a tomar los moldes para encargar la corona. En ocasiones, con el pilar de cicatrización se coloca una pieza provisional previa a la corona, cuyo fin es puramente estético.

¿Qué puedo comer después de ponerme implantes dentales?

El día que se coloca el implante es mejor tomar alimentos blandos y fríos, evitando las comidas que pudieran encajar entre los puntos de sutura como son las pequeñas semillas. También hay que seguir unas pautas de higiene muy estrictas. Se masticará por el lado contrario o se continuará la dieta blanda hasta que el tejido de las encías haya cicatrizado por completo. A modo de prevención, es mejor seguir teniendo cuidado con lo que se come un par de días después de retirar los puntos de sutura.

El día que te colocan la corona puedes sentir molestias en la encía que hagan que te moleste masticar determinados alimentos, pero desde ese momento ya puedes comer de todo, pues el implante estará fijado como si fuera una pieza dental tuya.

Si pasado un tiempo notaras que la corona se mueve, acude al odontólogo para que apriete un poco la rosca con la que se une al implante o, de lo contrario, puedes terminar perdiendo la corona porque se llegue a desenroscar.

¿Cuánto cuesta un implante dental?

En todos los casos se elabora un presupuesto previo, pues hay etapas que no siempre se necesitan. La extracción, la necesidad del injerto óseo o si después se desea hacer un injerto de encía son cantidades que se suman al precio de base de un implante unitario.

Los implantes dentales aparecieron para sustituir piezas perdidas en zonas visibles sin las complicaciones que supone la colocación de un puente. A su vez, ofrecen una pieza tan firme como si fuera propia. Por ello, por sus buenos resultados, se dio paso a la colocación de dentaduras completas sujetas en unos pocos implantes, aunque el uso original sigue teniendo demanda, en especial entre la gente joven.

Leave a Comment