91 542 35 79

SOLICITAR CITA

LLAMARME

¿Tu hijo tiene miedo al odontopediatra?

¿Tu hijo tiene miedo al odontopediatra?

Dentro de la odontología, la odontopediatría es la rama que se encarga de la prevención y tratamiento bucodental de niños y adolescentes. Su principal objetivo es el de educar desde pequeños a mantener buenos hábitos de higiene bucal y desterrar los posibles miedos el niño cuando visita a una clínica dental. De esta forma, el niño crecerá acudiendo al dentista con total normalidad y no sentirá ningún temor en caso de recibir algún tipo de tratamiento.

Si quieres llevar a tu hijo al dentista, tu odontopediatra en Chamberí te está esperando para examinar al niño de manera profesional y cuidada. Todos sabemos los miedos que puede tener un niño a la hora de acudir al odontólogo. El hecho de visitar un lugar desconocido, con aparatos y sonidos un tanto extraños, junto al miedo de que le hagan daño, puede causar una pequeña ansiedad en el pequeño, por eso es importante contar con un odontopediatra de confianza que le haga olvidar que tiene delante a un profesional médico.

Los expertos dicen que la odontofobia que tienen muchos adultos (un 15% según la OMS en todo el mundo), viene condicionada por alguna mala experiencia de la infancia. Por tanto, es muy importante que tanto los profesionales, como los padres, pongan todo de su parte para que los niños y la odontología tengan una relación sana y eficaz.

Recomendaciones para que tu hijo no tenga miedo al odontopediatra

Acude con tu hijo a una clínica dental con regularidad

La primera visita a la clínica se recomienda que sea después de la aparición del primer diente o al cumplir su primer año de edad. En esta primera sesión, el profesional examinará la boca del bebé para prevenir algún posible problema en la erupción de los dientes de leche.

Transmitirle al niño un comportamiento positivo en la clínica

Cuando acudas con tu hijo a tu clínica dental hay que transmitirle siempre tranquilidad y una actitud positiva, haciéndole ver que el odontopediatra es un amigo que solo quiere su bienestar. Cuando compruebe por él mismo que es cierto, el niño poco a poco perderá el miedo a lo desconocido y la clínica será cada vez más familiar para él.

Evita los comentarios negativos

Muchos padres utilizan el dentista como “castigo” para sus hijos cuando se portan mal o como una amenaza. Esta actitud no ayuda para que los niños acudan al dentista con normalidad y lo consideren una experiencia agradable. Es importante transformar este tipo de comentario en otro radicalmente opuesto y decirle al niño que va a descubrir cosas nuevas en la consulta del odontopediatra y lo va a pasar bien.

Que el niño sea protagonista

Tenemos que hacer que el niño se sienta importante acudiendo a la clínica dental. De ahí que podemos decir al pequeño que pregunte todas las dudas que tenga al dentista o las curiosidades que se le ocurran. El profesional estará encantado de responder a sus preguntas y se creará un ambiente cordial y de confianza que será muy beneficioso para que la visita sea lo más fructífera posible.

Poner sus canciones favoritas

Si el niño está un poco nervioso antes de entrar en la consulta del dentista, escuchar su música preferida puede ser una opción muy interesante para conseguir que se relaje. El odontopediatra no se opondrá si comprueba que su pequeño paciente está más tranquilo y deja de pensar en los aparatos que va a utilizar el profesional.

Felicita al niño por su buena actitud

El niño necesita siempre una gratificación aunque no se comporte como nosotros queremos. Si él recibe una respuesta positiva de los padres se esforzará más por tener un buen comportamiento. Por eso, durante la consulta, y al salir de ella, siempre es bueno felicitarle y animarle. Un pequeño regalo también puede ser muy motivador.

La importancia de contar con un buen odontopediatra

El odontopediatra no solo trabaja para la prevención y el tratamiento bucodental de los más pequeños, también es el responsable de hablar con los padres e informarles de la mejor manera de introducir unos buenos hábitos de higiene en sus hijos a diario, según la edad que tengan. 

Además, les puede orientar sobre la dieta más recomendable y los alimentos y productos que deben evitar para eliminar el riesgo de contraer algún tipo de afección bucodental como la caries o las enfermedades periodontales. En el caso de los bebés, puede ayudar a los padres a superar algunos hábitos perjudiciales para el desarrollo bucodental como la succión digital (chuparse el dedo) o el uso del chupete.

Por estas, y otras muchas razones, contar con un odontopediatra con la experiencia y la cualificación necesaria, es esencial para que los padres tengan la confianza de dejar en buenas manos la salud bucal de sus hijos. En Baquero Dental contamos con los mejores profesionales y los últimos medios tecnológicos para que los niños se sientan como en casa en nuestra consulta. Acude con tu seguro a nuestra clínica dental Mapfre y aprovecha todas las ventajas que tienes para ti y tus hijos. Contacta con nosotros, te esperamos.

 

Leave a Comment