91 542 35 79

SOLICITAR CITA

LLAMARME

Remedios caseros para evitar la retracción de encías

Remedios caseros para evitar la retracción de encías

La retracción de encías, también llamada recesión gingival, es una enfermedad que se da de manera progresiva desde la niñez y que alcanza su mayor grado a partir de los 40 años donde incluso pueden exponerse las raíces de los dientes. Vamos a ver el origen de esta afección bucodental y ya sabes que si dispones de un seguro como Asisa, por ejemplo, en nuestra clínica dental Asisa podemos solucionarte cualquier tipo de enfermedad .

¿Cuál es la causa de la retracción de las encías?

Las encías cumplen con la función de mantener las piezas dentales en posición para mantenerlas estables. Además, las encías intervienen cuando la corona del diente se junta con la raíz, de tal forma que puede proteger mejor la parte inferior de los dientes de restos de alimentos y posibles bacterias. En la primera etapa de la recesión gingival, hay una separación de los márgenes de las piezas dentales.

Si no hay una higiene dental diaria adecuada y no se eliminan bien las bacterias después de cada cepillado, se va formando una película llamada placa bacteriana que tiende a endurecerse. Aquí es donde aparece el sarro, mucho más duro y difícil de eliminar.

El sarro se va acumulando en los márgenes de la encía y poco a poco se va separando de los dientes. Al haber más hueco entre diente y encía facilita la aparición de más sarro. Aunque, en principio, la mala higiene bucodental es la principal causa de la retracción de encías, aún teniendo una buena higiene, también puede aparecer la recesión gingival. Incluso si el cepillado es demasiado agresivo podría provocar la recesión. Otras posibles causas pueden ser el tabaco, la carencia de vitamina C, daños en el esmalte o tratamientos de ortodoncia para la alineación de los dientes.

Es importante recordar que la retracción de encías no provoca ninguna molestia o dolor, por lo que casi siempre es ignorada y solo se repara en ella cuando empieza a afectar a nivel estético o provoca otra serie de problemas como movilidad dental, sensibilidad a los alimentos fríos o calientes o abscesos en la encía.

¿Cuáles son los síntomas de la retracción de encías?

Estos son los principales síntomas de la recesión gingival. Deberías acudir a tu clínica de confianza cuando detectes cualquiera de ellos.

  • Se notan los dientes más largos: aunque parece difícil de detectar sí que es posible notar una longitud mayor de las piezas respecto a hace algún tiempo.
  • Color diferente en la línea de encías: si eres un poco observador puedes detectar tonos distintos entre la raíz expuesta y la corona del diente.
  • Inflamación de las encías: si compruebas que tus encías se hinchan y enrojecen, sobre todo en los márgenes, podría estar comenzando la retracción.
  • Sangre en las encías: suele aparecer durante el cepillado o cuando se muerden alimentos un poco más duros, como manzanas, por ejemplo.
  • Excesiva sensibilidad a los alimentos: se produce un dolor intenso cuando ingieres algún alimento o bebida muy fría o caliente, ácida o dulce.
  • Movilidad dental: podrías notar cómo algún diente se mueve ligeramente.

Remedios caseros para evitar y corregir la retracción de encías

 

Milenrama

Sus hojas tienen efectos antiinflamatorios, analgésicos y anticoagulantes, por lo que puede ayudar a reducir la retracción de encías en cualquiera de sus fases. Lo mejor es masticar las hojas o también machacarlas hasta obtener una pasta con la que masajear las encías. Otra forma es hacer gárgaras con una infusión de milenrama.

Té verde

El té verde tiene importantes propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que ayudan a rebajar la inflamación de las encías y mejorar la fijación dental. Dos infusiones de té verde al día son suficientes para que hagan su trabajo.

Salvia

Masticar hojas de salvia ha sido un remedio ancestral para combatir los abscesos dentales y las encías hinchadas gracias a sus propiedades antiinflamatorias. Ayuda a proteger las encías y mejorar la higiene de tu boca. También puedes hacer gárgaras con la infusión.

Aloe Vera

Un gel de aloe vera rebaja la inflamación de encías y previene la retracción. Se puede romper una hoja y frotar el gel directamente en la encía después del cepillado de dientes.

Aceite de coco

El aceite de coco posee ácido láurico y un tipo de triglicéridos con propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas. Si mezclas este tipo de aceite con la sal  marina y masajeas tus encías reducirás la inflamación provocada por la retracción.

Aceite de limón

Se obtiene de la cáscara de limón y tiene propiedades antisépticas y antimicrobianas. Puedes masajear tus encías con el aceite o añadir varias gotas a un vaso con agua tibia para hacer gárgaras. Además, este aceite te ayuda a eliminar el mal aliento.

Suplemento de vitamina C

Las frutas y verduras frescas son ricas en vitamina C, sobre todo los kiwis, los tomates, los cítricos, brócoli, pimientos, etc. Si se pueden comer crudas, mucho mejor para evitar la pérdida de vitamina en la cocción.

Con estos remedios caseros estamos seguros de que la retracción de encías se controlará mucho mejor. Si quieres consultar con nuestros profesionales no dudes en contactar con nosotros.

 

Leave a Comment