91 542 35 79

SOLICITAR CITA

LLAMARME

Extracciones dentales con mutuas de seguros

extracion dental chamberi

Extracciones dentales con mutuas de seguros

No os vamos a mentir: no es plato de buen gusto que te quiten un diente, pero no es algo ni lejanamente traumático. El dolor se bajará al mínimo y el dentista hará todo lo posible porque no sientas ni pizca de daño. Con una sedación en la zona y un régimen estudiado, en unos días estarás totalmente recuperado. Además, con seguros como el seguro dental Cigna u otros, no sentirás dolor tampoco en tu cartera.

Deja que repasemos contigo los mayores problemas que suelen tener los pacientes que se enfrentan a una extracción dental, para quitarle miticismo y centrarnos en la pura realidad.

¿Qué pasa después de la extracción?

Tras una extracción dental, lo normal es sangrar un poco en el lugar donde antes estuvo el diente, pero no hay problema: no solo se tapará la herida con la gasa, sino que es necesaria para curar, ya que se rellenará el hueso con un coágulo. Por eso, ante el dolor que puede causar, el enjuague debe hacerse con total suavidad, tratando de reducir la hinchazón con una bolsa de hielo o un paño frío.

Si el dolor persiste o el sangramiento sigue siendo grande más de cuatro horas después de la intervención, se debe llamar al dentista de manera inmediata para que se evite el daño con un medicamento específico. Claro está, hay problemas que se eliminan evitando algunos hábitos habituales, como fumar o llevar un régimen diferente al indicado por el médico, que incluirá comidas suaves, cremosas o líquidas, pero siempre evitando masticar por el mismo lado en el que se realizó la intervención. Además, se recomienda evitar beber con pajita durante un día o realizar cualquier tipo de movimiento brusco con la boca.

¿Me va a doler?

Si se sigue las instrucciones del doctor, más que dolor será una molestia que puede durar desde varios días hasta una semana en la que se sufra de irritación, rigidez o dolor mandibular, pero la sensación no debería empeorar con el paso del tiempo. Si eso ocurre, es urgente ponerse en contacto con el dentista, ya que puede ser un indicador de problemas mayores.

Con un cepillado correcto y pasando el hilo dental en ellos de la manera habitual (pero evitando los dientes al lado del que se ha extraído), los posibles dolores y problemas disminuirán. Al fin y al cabo, el tratamiento de seguimiento, junto a los procedimientos habituales, están diseñados para sentirse mejor y ayudarte como paciente.

El seguro dental

Si ya en general recomendamos las mutuas para paliar el desembolso económico, en este caso lo tenemos claro: para sacar muela, seguro dental. Y es que, aunque no todos lo cubren, muchos de ellos sí lo hacen. Consulta tu póliza o llama directamente a tu agente para que te informe sobre los servicios cubiertos por tu seguro en nuestra clínica dental en Chamberí.

Hay diferentes mutuas y seguros dentales en Madrid, pero en Baquero Dental colaboramos con muchas de ellas. Si tienes dudas, contacta con nosotros y deja que te ayudemos. ¡Hay una solución!

 

Leave a Comment